Metodología Coraops

La Metodología CORAOPS ® integra las principales corrientes de coaching (ontológica, americana, europea), Programación Neurolingüística (PNL), técnicas de psicodrama, técnicas de Liberación Emocional, y neurociencia; además, aplicada al coaching Sistémico de Equipos, integra la Teoría General de Sistemas, Teoría del desarrollo organizacional, Teoría del trabajo de procesos, los modelos de mediación y negociación basado en intereses, Inteligencia emocional social y las mejores prácticas de Management y trabajo con equipos.

Está contrastada y sometida a investigación a través del Centro de Excelencia CORAOPS, centro de investigación, innovación y desarrollo de técnicas innovadoras y efectivas aplicadas a entornos organizativos y empresariales. Esto supone una garantía de óptimos resultados en la aplicación del desarrollo del talento y competencias personales e interpersonales, a nivel individual y de equipos.

Está acreditada y avalada por ICF (International Coaching Federation), por AECOP (Asociación Española de Coaching Ejecutivo y Organizativo), y por la Universidad Complutense de Madrid.

Dentro de la implementación de procesos de coaching, cada una de las fases de la
Metodología CORAOPS atiende a aspectos críticos y buenas prácticas a tener en cuenta para conseguir una implantación efectiva de un proceso de coaching. Igualmente, estas fases son complementarias e integradoras durante todo el proceso.

Para trabajar la fase de objetivo, necesitamos trabajar la fase de contexto y tener en cuenta la fase de realidad. Para trabajar la fase de realidad, necesitamos haber trabajado el contexto y tener en cuenta la definición del objetivo, y así sucesivamente, con el resto de las fases. Las fases se complementan entren sí y se alimentan unas de otras transversalmente dentro del proceso.

Fases que se desarrollan

  1. Contexto; en esta fase se contextualiza el proceso de coaching en la vida del actor (el que protagoniza el proceso de coaching). Se tratan todos los aspectos que rigen la relación entre coach y coachee (el actor).
  2. Objetivo; es el motor del proceso. Es entorno a lo que girarán las sesiones. El actor se marcará un objetivo y en las sesiones se trabajará en su consecución.
  3. Aprendizaje; es todo aquello que implica autoconocimiento del propio actor sobre sí mismo, y sobre las personas y situaciones que le rodean. En esta metodología se ahonda en el aprendizaje del actor para que tome conciencia de su potencial y optimice sus capacidades.
  4. Realidad; es aquello que determina las circunstancias del actor, su entorno, la percepción que de él mismo tiene, y la percepción que de él tienen los demás.
  5. Opciones; son las distintas alternativas que se le presentan al actor en la consecución de su objetivo, y en general, las distintas alternativas que tiene para afrontar sus situaciones diarias.
  6. Plan de Acción; son las acciones específicas que debe adoptar para la consecución de los objetivos marcados.
  7. Seguimiento; las distintas acciones encaminadas a controlar todo el proceso y determinar si éste está cumpliendo con las expectativas iniciales.

Durante todo el desarrollo en nuestro curso regular planteamos distintas dinámicas grupales  y sesiones individuales, con ejercicios que os harán profundizar como actor en los diferentes aspectos de todas estas etapas con una finalidad principal, la consecución del objetivo marcado para el proceso formativo.

También te planteamos si ya estás en activo procesos particulares de coaching de duración variable en cuanto número de sesiones ajustados a tus necesidades.

Puedes encontrar más información sobre CORAOPS en su web www.coraops.com